Nixon-Frost

Teatre Lliure. Sala Fabià Puigcerver. Desde el 17 de septiembre



De por qué y cómo el diablo sabe más por viejo que por diablo.
De por qué y cómo la politica y el artisteo tiene puntos en común.
De por qué y cómo todas las personas importantes tienen colaboradores, anónimos, sin los cuales su éxito no podría ser posible al cien por cien.
De cómo cambió la televisión tantas cosas en la cotidianeidad diaria.

De cómo los registros de Lluís Marco van mejorando con la edad.
De cómo me gusta Joan Carreras porque se entrega a cualquier reto como si fuera la primera vez.
De cómo y por qué Àlex Rigola se hace merecedor de la herencia del Lliure de Gràcia, para enriquecerla y aumentarla en cada montaje.

De cómo y por qué el Lliure es de lo mejorcito que tenemos en Barcelona, y ojalá que nos dure muchos años

Comentarios

Entradas populares