Un cielo


Autoría y Dirección: Sigfrid Monleón, basado en textos de Jean Genet
Intérprete: Francesco Carril
Sala TÚ

Jean Genet es quizá el autor maldito por antonomasia. De padre desconocido y abandonado por su madre, vivió de la beneficencia hasta los ocho años y empezó a robar a la familia que le acogió, pasando su vida desde los 10 hasta los 38 en instituciones diversas (penales, reformatorios...)  con cortos espacios de libertad en los que robaba y se prostituía. Ya en 1949 había cosechado amistades influyentes (Cocteau, Sartre, Foucault...) que intercedieron por él ante el presidente de la república francesa y nunca más pisó una cárcel. En el año 1984 obtuvo el máximo galardón de las letras francesas.

Toda su obra está impregnada de este mundo, donde homosexualidad y delincuencia van unidas, pero donde lo más sórdido se convierte en poesía. La propuesta de Sigfrid Monleón da una vuelta de tuerca al conjunto de la obra de Genet, en la que un Jeannot ya de 30 años se reencuentra en la cárcel con dos de sus anteriores amantes en las colonias donde había vivido antes y los recuerda tal como eran para explicarnos como los conoció, el tipo de relación que estableció con ellos ("a la romana": sexo sin ningún tipo de cariño ni afecto en el que el componente supuestamente más viril de la pareja tenía que dominar al otro). El gran hallazgo de este monólogo es introducirnos en este submundo y hacernoslo entender, con palabras del mundo de la delincuencia que en boca de Jeannot/Carril tienen una musicalidad romántica que nos traslada a otra época, otro universo que es el de una miseria lírica, en que los delincuentes tienen su parte tierna, algo así como una mística de la marginalidad.

Pese a haberlo visto en papeles tan diferentes últimamente, el polifacético Francesco Carril da el tipo y nos engancha con su voz (al principio de la representación está el escenario en negro) durante toda la función. Contribuye la iluminación minimalista, la proximidad de la sala y la gran dirección y selección de textos de Monleón.

Una joya que merece reponerse pronto.






Comentarios

Entradas populares