Jugadores




Autor y director: Pau Miró 
Reparto: Jesús Castejón, Luis Bermejo, Ginés García Millán y Miguel Rellán
Teatros del Canal

La opera prima de Quentin Tarantino, Reservoir Dogs, se basaba en lo que es para mí una de las elipsis más brutales de la historia del cine: Un atraco del que asistimos a la preparación y al desenlace, pero que no vemos en absoluto. Yo creo que Pau Miró se inspiró un poco en esta idea para escribir este texto del que vamos a hablar hoy. Pero no le estoy acusando de falta de originalidad (ya no hay nada nuevo bajo el sol), tan sólo creo que le gustó esa película tanto como a mí y ha reciclado una técnica narrativa de un film para una obra de teatro y de un modo admirable y como sólo lo hacen los mejores.

Los hechos más importantes que acaecen a los Jugadores están, vamos a decirlo así, fuera de plano: sabemos que suceden o han sucedido porque los personajes nos los narran, o porque sufren sus consecuencias. ¡Sabemos que son jugadores y no juegan una sola partida hasta el final de la función! La habilidad del autor para convencernos, para que juguemos también, a adivinar la parte que no se nos muestra de esta galería de perdedores es una de las mayores proezas de esta obra. Los personajes no tiene nombre y se llaman entre ellos por sus profesiones: profesor, actor, enterrador y barbero.

La otra es acercarnos a la psicología, a las motivaciones de esos personajes, que comparten el terror a la rutina, la necesidad de adrenalina en sus vidas que resuelven de modos distintos y confluyen en esas partidas que no vemos, y en las que no siempre juegan dinero.

El elenco actoral está increible. Parece que les hayan escrito sus personajes a medida si no fuera porque ya se representó en Barcelona (en el Lliure) y en Italia. ¿Puede ser que al haber sido el autor otra vez el director haya hecho cambios? Me dicen que no, que el texto, es idéntico y también la escenografía es la misma que la del estreno en Barcelona. Es un gran trabajo en el que Miguel Rellán o Luís Bermejo (por ejemplo) aportan su personalidad a los personajes, enriqueciéndolos sin cambiar su esencia.

Ya han acabado las funciones en el canal, pero es de esperar que repitan o giren.







Comentarios

Entradas populares