Desde Berlin. Tributo a Lou Reed



Texto: Juan Villoro, Juan Cavestany y Pau Miró
Con Pablo Derqui y Nathalie Poza
Dirección: Andrés Lima
Vista en Matadero de Madrid.

Tras una época experimental en la que formó parte de la factoría de Andy Warhol, Lou Reed se alió con David Bowie para grabar el álbum Transformer, de donde salen las canciones más conocidas por el gran público. Pero al año siguiente y cuando nadie lo esperaba, grabó un disco mucho más sombrío, un disco-concepto, una especie de banda sonora para un musical que nunca existió, sobre dos yonquies que se amaban y autodestruían en Berlín. El disco se llamaba así, Berlín, y no tuvo mucho éxito entre el público o la crítica. 

Con este turbio material se atreven los autores y el director, animados por la producción del teatro Romea de Barcelona cuyo actual director fue amigo de Lou Reed, a hacer su propia versión del disco más oscuro del cantante neoyorquino.

No es fácil de ver, ni a mi modo de ver totalmente conseguido. Tiene momentos y frases brillantes que no aparecen en el disco (como el encuentro sexual bellamente coreografiado, o las súbitas bajadas a la realidad entre canciones y poesía: "habrá que ir pensando en comer"). Distraen demasiado, a mi parecer, el video wall cambiante del fondo y las letras de las canciones que a veces se subtitulan, a veces se traducen y en otras ocasiones se dejan tal cual (¿con qué criterio?)

Con todo, Pablo Derqui y Nathalie Poza salvan la función con nota. No sólo interpretan de un modo sublime sino que tocan (él la guitarra, ella, el piano) como si lo hubieran hecho toda la vida y cantan como los ángeles. 

Se incluye una versión de Anthony del tema A Perfect Day, que no es del disco berlinés pero que nos hace descubrir otro gran talento.

Un curioso salto del vinilo a los escenarios, de los años 70 al 2014. Arriesgado, que ya es mucho.

Comentarios

Entradas populares