El Zoo de Cristal



de Tennessee Williams
Con Silvia Marsó, Carlos García, Alejandro Arestegui, y Pilar Gil
Dirigido por Francisco Vidal

Centro Cultural de la Villa, Madrid








Hace poco hemos hablado de una adaptación de Secun de la Rosa de este clásico del siglo XX, una pieza maravillosa que, siendo la primera que estrenó su autor, presagiaba todo su universo melodramático y servía de justificación de su ruptura con su pasado del sur de los Estados Unidos, un territorio romántico y todavía en aquel entonces anclado en la época esclavista y aristocrática, pero en plena decadencia.

Seguramente esto es una opinión mía bastante particular, pero la función que he visto en este teatro es una muy buena adaptación de escuela de teatro de final de curso. Si se quiere, de escuela superior de teatro. Pero no aporta nada nuevo a los espectadores del siglo XXI, no nos da ninguna visión nueva ni le da ningún toque de contemporaneidad a temas tan universales como el amor desgarrador y desgarrante de una madre, la desilusión amorosa, la inquietud intelectual de un joven artista... Todo está tal cual lo ideó Tennesse Williams en 1944. Seguramente a mucha gente le gustará de esta manera, pero a mi no tanto. El único atrevimiento surge en el momento del baile, y si van a verla ya les avanzo que no se van a sobresaltar. Una puesta en escena académica, como si el objetivo fuera explicarnos la obra (la figura del padre ausente ya está en el texto, también en la escenografía, pero nos la resaltan por si alguien no lo pilla, por ejemplo) en vez de procurar hacernos disfrutar de intensas emociones e interpretaciones, que son la materia prima del teatro de este autor.

Dicho esto, tengo que decir que la función me gustó aunque no sea memorable. A ello contribuyeron las interpretaciones de los actores, que dan la talla y cumplen a la perfección, y el poderío del texto, que sigue siendo sin lugar a dudas una obra maestra.


Comentarios

Entradas populares