Fausto





Basado en la obra de Johann Wolfgang von Goethe
Manuel Castillo, Víctor Clavijo, Roberto Enríquez, Alberto Frías, Emilio Gavira, Aarón Lobato,Rubén Mascato, Pablo Rivero, Marina Salas, Ana Wagener
Dirección y versión de Tomaž Pandur




Una vez más el gran director de escena esloveno no dejará a nadie indiferente con este montaje. Se puede decir que contiene todas sus características de lo que el llama el "teatro del tercer milenio":
-Integración de varias disciplinas artísticas, diluyendo en más de una ocasión el concepto de teatro como lo entendemos habitualmente. En este Fausto podemos ver fragmentos de cine, escultura, danza, pintura y hasta de video-wall.
-El uso del agua como elemento melancólico y de reflejo de los personajes en si mismos.

-La soledad de los personajes (ya se llamen Hamlet en otras producciones o Fausto como aquí).
-También se diluyen los personajes y el tiempo, importa más lo que se dice y sobre qué se reflexiona que la técnica narrativa o la caracterización de los personajes.
-Otra obsesión de Pandur es la imposibilidad de llevar a cabo las obras que él re-presenta de la misma manera en que fueron concebidas. No sólo por el espacio-tiempo diferente en que se re-presentan sino porque él no es Goethe (en este caso), ni quiere serlo, ni puede serlo. Concretamente este Fausto de Goethe tardaría 24 horas en representarse si no se hubiera recortado, y ya nos advierte, en sus habituales juegos metateatrales, que si queremos enterarnos de qué va el Fausto de Goethe, no tenemos otro remedio que leerlo.


¿Y cual es el resultado de todo esto? A mi modo de ver, muy positivo. Con una escenografía en oblicuo que parte literalmente el escenario del Valle Inclán y que tardaremos en olvidar si llegamos a hacerlo, las escenas se van sucediendo con una inusual armonía y tenemos esa extraña sensación de que, aunque no entendemos todo, se nos va abriendo la mente y lo estamos pasando bien porque vamos relacionado cosas. La Margarita o Gretel de la obra por ejemplo, tiene reminiscencias de la Ofelia Shakesperiana, pero eso es algo que vemos después. La escenografía le debe bastante al cine expresionista alemán que se cita en otro momento de la obra... Los estupendos actores y actrices se dejan todo cada noche en el escenario y trabajan sin protagonismos en una función muy wagneriana, muy de obra-de-arte-total.


Comentarios

Entradas populares