A Midsummer Night's Dream



de William Shakespeare
The Actor's Gang, dirigidos por Tim Robbins, en gira por Alcalá de Henares y Almagro

Una auténtica maravilla, un broche de oro, un regalazo que hayamos podido disfrutar en la Mancha de este espectáculo sin parangón, a precios auténticamente subvencionados, para variar, además.

Dice Tim Robbins,  haciendo gala de una gran humildad, en una de las múltiples entrevistas que ha concedido durante su estancia en España, que con Shakespeare está todo hecho, sólo hay que decirlo. Si bien es cierto que cualquier texto del bardo es una muy buena materia prima para empezar, no lo es menos que hay que tener un gran saber hacer, una maestría que tienen pocos para poder llevar a escena cualquier obra, más quizás todavía ésta, por lo especial y compleja que es.

Los actores repiten papeles: hacen de atenieneses, de elfos, de hadas y también de actores ambulantes. Cambian el personaje constantemente (y frente al público en una escenografía que solo cuenta con dos enormes percheros a cada lado con la ropa y el atrezzo necesarios). Pero también hacen de bosque, de ciudad, y de todo el resto de escenografía. Finalmente rizan el rizo cuando dos de ellos están casi simultánemante en el escenario y en el palco del teatro durante la obrita final de Píramo y Tisbe, actuando y comentando sobre su propia actuación.

Saben transmitir la alegría de trabajar en el teatro y lo bien que se lo están pasando al público, desde el primer minuto, pero, no suficiente con ésto, la obra va a más, como el propio texto y acaba arriba, muy arriba, con un público que si decimos que queda rendido ante tanto talento, es poco.

Seguramente lo mejor que veremos este verano en los festivales, corran hasta Almagro que todavía hay funciones. 


Comentarios

Entradas populares