Peceras


Escrita y dirigida por Carlos Be.
The Zombie Company: En la función que vimos: Fran Arráez, Carmen Mayordomo y Manuel Moya.
Teatro Lara, Madrid.

Dentro de la estimulante y trepidante escena del teatro off madrileño, uno de los autores más atractivos y sugerentes es Carlos Be, que con su compañía The Zombie Company tiene por lo menos que yo sepa tres obras en cartel en este momento: los espectáculos de la Toñi, Amén y este Peceras del que hablaremos hoy y que después de pasar por varias salas se reestrena en el teatro Lara.

Carlos Be tiene un estilo propio, inclasificable, tanto por los temas que escoge como por el tratamiento que les da, como los virajes argumentales, propios de una montaña rusa, que dan las historias que nos cuenta. Es por eso que no voy a decir nada de la trama. Las transiciones entre actos, la técnica narrativa y la mezcla de géneros y registros con una sanísima promiscuidad creativa son otros factores radicalmente novedosos y contemporáneos de este autor


Vamos a presenciar la violencia contra las mujeres en directo, pero ¡ojo! la vamos a ver muy de cerca y se nos va a clavar en el corazón. El formato de teatro pequeño, con las localidades dispuestas a modo de mini anfiteatro, nos hace ver como van cambiando también las caras de los demás espectadores. Como siempre en las obras de Carlos Be, salimos tocados y con más preguntas que respuestas. Más allá de la violencia de género, se nos invita a pensar sobre la violencia en general y más allá todavía, sobre las reglas no escritas de esta sociedad que permiten ciertas conductas que ejercen los más poderosos contra los más débiles.



En el apartado interpretativo, tremendo está Fran Arráez (teníamos ganas de verle en un papel diferente después de verle interpretar a la Toñi, y no decepciona, menudo pedazo de actor, sudando la camisa por los cuatro costados). También está imponente Carmen Mayordomo, como siempre: su entrada cambia el tono de todo lo que pasa, y hemos visto mucho más suelto y natural a Manuel Moya que la última vez, quizá porque el texto es más fresco y menos estereotipado.

Ayer se agotaron las entradas, y lo lógico es que esto suceda en bastantes ocasiones, de manera que creo que vale la pena que vayan reservando sus localidades para esta función que es imprescindible.


Comentarios

Entradas populares