La llamada



Si Dios existiera le gustaría la música. El problema es ¿de qué tendencia? ¿Electro-latino? ¿Whitney Houston? ¿Música espiritual de la época de Juan Pablo II? ¿Más de Mecano o de Presuntos?

Éstas son las referencias, entre otras, de esta comedia musical de tema religioso-decadente en el cual puede pasar (y pasa) de todo. Música en directo e interpretaciones divinas hacen de esta obra un imprescindible de este verano en el Lara.

Llum Barrera se come el escenario ella sola, aunque todo el elenco está muy bien.


Comentarios

Entradas populares