Carne Viva


Escrita y dirigida por Denise Despeyroux
Intépretes: Agustín Bellusci, Vanesa Rasero, Font García, Carmela Lloret, Fernando Nigro, Huichi Chiu, Joan Carles Suau, Sara Torres, Juan Vinuesa.
La pensión de las pulgas, Madrid

Comentamos en este blog hace unos meses la originalidad del espacio "La Pensión de las Pulgas", un piso antiguo en el Madrid de las Letras en el que cada habitación (con su propia escenografía) se usa para una acto de cada función. Tiene de microteatro solamente  la proximidad con el público, ya que las obras son de formato largo y ahí vimos (por ejemplo) una magnífica adaptación de Macbeth.

Era seguramente una cuestión de tiempo que  alguien se le ocurriera escribir un texto expresamente para tan singular escenario y ha llegado el momento con esta Carne Viva.

A una singular (e improbablemente cómica) comisaría de integración hispano-argentina llegan los recortes provocados por la política de austeridad, viéndose el comisario jefe obligado a ceder espacios a una compañía de danza contemporánea y a un gabinete de hipnosis. De manera que los espectadores iremos circulando por estos diferentes espacios y contemplaremos la obra. 

Atención: los tres actos de la obra (en cada uno de los espacios) suceden de forma simultánea, por lo que dependiendo del grupo que nos corresponda según el color de nuestra entrada, veremos la obra en un orden u otro (hay tres posibles secuencias diferentes). Inevitablemente, nuestra percepción también será diversa. 

Hay que destacar, cómo no, el trabajo de todos los actores en lo que respecta a la sincronización de todo este aparato de relojería: especialmente, a los que entran y salen de escena: Joan Carles Suau (el niño índigo), Victoria Facio (la hipnóloga estafadora) o Fernando Nigro (inspector Bermúdez). Pero está muy convincente también Juan Vinuesa (como Mario Caballero) y borda su papel Carmela Lloret como Mía. 






Y el registro de comedia se adapta muy bien a este teatro de abrir y cerrar puertas, de idas y venidas: la mini trama policial, la denuncia de los recortes en servicios públicos, los ejercicios de la clase de danza (tan Stanislawsky) o los trucos de la hipnóloga se encargan de aderezar una trama que, quizá, es lo único que cojea en algún momento aunque sin desmerecer en absoluto el conjunto que es fascinante y dará (está dando ya) mucho que hablar.  





  

Comentarios

Entradas populares