Proyecto Homero: La Iliada

 
Homero (versión y dirección de Guillem Clúa) 

La Joven Compañía ( Javier Ariano, Cristina Bertol, Katia Borlado, Alejandro Chaparro, Ana Escriu. Juan Frendsa, Víctor de la Fuente, Álvaro Fontalba, Cristina Gallego, Jota Haya, Carmen Ibeas, Samy Khalil, Jesús Lavi, José Milán, Juan Carlos Pertusa, Álvaro Quintana, María Romero, Fernando Sainz de la Maza, Sara Sierra, Álex Villazán, Carolina Yuste)
Teatro Conde Duque, Madrid

Otra magnífica propuesta de la Joven Compañía, de la que hablábamos el otro día. Teatro didáctico, para crear afición entre el público joven, pero hecho con grandes profesionales. Esta vez se encarga de la adaptación y dirección nada más y nada menos que Guillem Clua, de quien hemos celebrado en este blog su Smiley y que ha estado muy activo en los últimos años (atención a su proximo estreno, La tierra prometida). Como hace poco que hablé de ellos, no volveré a glosar las excelencias de estos profesionales y este proyecto. Me limitaré a destacar lo que me ha gustado más de esta versión.

En primer lugar hay un trabajo físico, de danza-gimnasia, que aporta gran belleza y plasticidad a la obra. Creo no equivocarme si digo que los apolíneos actores reproducen las imágenes de la cerámica ática en sus movimientos de batalla y lucha. Es una producción que parece muy masculina, como corresponde al texto, pero las actrices ocupan un segundo término (muy importante aquí): ellas nos recuerdan (otra constante en el universo clásico griego) los horrores de la guerra y sus víctimas: el amor, la verdad, la heroicidad... Y sus lamentos sirven para separar los extractos que se han hecho de la inmensa obra homérica.


Se destaca también la historia de amor entre Partroclo y Aquiles, llenando de emoción y lágrima (contenida o no) la platea del Conde-Duque. Más alla de una posible concesión al publico adolescente o escolar al que va dirigido, nos gustó mucho la naturalidad, y quizá rigor histórico, con la que se expone el amor fundido con amistad y compañerismo de los dos guerreros.


Habrá que hacer un hueco para ver La Odísea, dirigida por otro grande, Alberto Conejero, que forma un díptico con esta Ilíada (se representa en las mismas fechas con horarios alternos). ¡Cuánto talento junto! Si puedo verlo ya escribiré por aquí.


Comentarios

Entradas populares