Los últimos días de Judas Iscariote



Las carambolas del mundo de la farándula han traído a Matadero esta oportunidad única de disfrutar de un autor y un tipo de teatro radicalmente contemporáneo que se hace en Estados Unidos ahora. Quizá por ese sólo motivo valdría la pena ir a verlo, pero hay más.

En un país donde a diferencia del nuestro se lee la Biblia tanto, hacer una lectura alternativa de ella, a través de uno de sus losers, tiene mucho sentido, sobretodo para deconstruirla y en la medida de lo posible destrozarla. A partir de una petición de indulto se revisa el caso de Judas Iscariote en un juicio con fiscal, abogado defensor y testigos diversos y variopintos, que no desvelaremos aquí para no aguar sorpresas. Estos personajes a veces parecen villanos shakesperianos o monologuistas de los mejores que hemos visto en televisión. Sin embargo el conjunto tiene una unidad envidiable, un discurso coherente que va in crescendo y que nos mantiene tensos hasta el final, olvidándonos de que existe algo llamado reloj.

La compañía de teatro que nos lo ha traído a Madrid, Theatre for the People, ha conseguido mejorar o mantener el interés de la obra, adaptando lo necesario pero sin perder de vista lo esencial, con aportaciones propias muy bien encontradas (¡Esa Santa Mónica!). El que esto escribe todavía creía haberlo visto todo en cuanto a escenografía en el Matadero, pero sin embargo las posibilidades de la sala le sorprendieron una vez más…

Supongo que a Ana Botella no le importará esta eclosión de sano ateísmo y buen teatro en una de las salas de “su” ayuntamiento, probablemente porque el poster no enseña nada y porque no debe ser aficionada a textos con estas tesituras. Pero yo iría a verla ya, antes de que se entere.

Comentarios

Fko ha dicho que…
Cada vez me gustan más tus críticas que ahora incluso incluyen críticas políticas!!! Enhorabuena también por la relevancia que ha obtenido al ser tuiteada por sus creadores :-O
Enric Archivell ha dicho que…
Gracias Fran, fue una sorpresa muy agradable que los autores-creadores me escribieran... Queda pendiente la de Follies, que tanto me gustó, pero se hace difícil decir algo nuevo y original... Todavía le doy vueltas.

Un besote para los dos!

Entradas populares