De qué vive el hombre



Autoría y dirección: Miguel Tubía 
Canciones: Kurt Wëill y Bertolt Brecht 
Intérpretes: Néstor Rubio o Manuel Tejero, Miguel Tubía o Daniel Orgaz y Alberto Frías 
Pianista: Adrián Graumann.
Sala TÚ. Sábados de agosto y septiembre.

"Nací en el seno de una familia condenada a entregarme en adopción"

Una empresa de trabajo atemporal llamada in fraganti es en realidad una compañía económico-criminal dedicada a captar jóvenes inocentes con el fin de aumentar su negocio. Para ello recurre a un peculiar sistema de selección de personal, que también es de captación: la kurtwëillterapia, en la cual los aspirantes a entrar en esta organización se miden por su capacidad de interpretar canciones de Kurt Wëill.

Más allá de la pervivencia constante de Wëill y Brecht, especialmente en tiempos de crisis, hay un halo poético en los fragmentos y canciones seleccionados y, como ha de ser, desarrollados, que enriquece de una manera arrebatadora las músicas y textos escenificados. 

La impagable interpretación de actores y pianista se encarga del resto, de llevarnos al éxtasis. Destaca Javier Frías, el único actor fijo en un reparto que va rotando. Un joven con mucho futuro por delante, con una gran capacidad de canto y de interpretación.

La proximidad de la sala TÚ mejora si cabe el conjunto, con una inmediatez dramática y emocional difícilmente superables.


Comentarios

Entradas populares