El intérprete





Para mi ha sido una auténtica sorpresa comprobar que Asier Etxeandia, del que ya conocía sus dotes para las artes escénicas, cantara tan bien.

En este one-man show que se representa en horario after todos los viernes en el Teatro La Latina, "el intérprete" vasco recuerda los momentos de su niñez en que cantaba las canciones que sus padres ponían en el tocadiscos, a la vez que extirpa sus fantasmas y los pone sobre el escenario, en una alternancia de canción y monólogo muy bien equilibrada.

Quizá lo único que se le puede recomendar es que debería reducir el nivel de histrionismo y/o egolatría de algunos momentos. El horario de la función hacía que yo estuviera con un nivel más bajo que el resto de la audiencia, y que buena parte del público fueran amigos y compañeros de profesión. Por todo ello algunos momentos me parecieron exageradamente autocomplacientes, pero es posible que sea una impresión personal mía y nada más, ya digo, por la hora.

En todo caso queda claro que Asier Etxeandía rules. Enhorabuena.

Comentarios

Entradas populares