Lanzar los dados




de Miguel Ángel González
Con Sergio Torrico y Diego Thomé
Dirigida por Sergio Torrico

Sala La Nao 8, Madrid

El teatro la Nao 8 inicia con esta obra una interesante residencia de autores noveles a los que se les propone escribir en la misma sala, teniendo en cuenta el espacio donde su trabajo va a ser representado. Con un mundo del teatro de pequeño formato en constante ebullición en Madrid, es una buena idea para diferenciarse de los demás a la vez que se apoya la creación. Van por buen camino.


Dos policías, uno sobre los cuarenta años bastante quemado y algo racista y otro recién licenciado con muchas ganas de hacerlo todo bien, investigan un caso de un asesino en serie cuyo único vinculo de unión entre sus crímenes es una poesía que deja junto al cuerpo de sus víctimas. Todo lo demás es diferente, tanto la condición de los muertos, como la manera de cometer el crimen. Tal y como sucede en las mejores historias de la serie negra, pronto nos empezarán a interesar más las circunstancias de los detectives y sus historias por desvelar que los propios crímenes con los que empieza la función.


Para mí se cumplen los objetivos de manera notable: la historia está muy bien narrada, no deja ningún cabo suelto (quizá falla un poquito el ritmo hacia la mitad de la función pero se vuelve a remontar: no podemos esperar que una primera obra sea perfecta, por mucho que el autor ya tenga otros trabajos publicados), los dos actores, estupendos siempre pero sobre todo en el tour de force de la trama. El joven Diego Thomé sorprende tanto como el ya más conocido Sergio Torrico. Las especiales características de la sala se aprovechan al máximo y se mantiene el suspense hasta el final.

En resumen, un texto muy bien elaborado y unas interpretaciones a la altura que no debería dejarse de ver.






Comentarios

Entradas populares