Olvidémonos de ser turistas




de Josep Maria Miró. 
Con Eugenia Alonso, Lina Lambert, Esteban Meloni, Pablo Viña. 
Dirigida por Gabriela Izcovich. 
Sala Beckett (Barcelona). Próximamente en teatro Español de Madrid

Junto con Juan Mayorga, Josep Maria Miró es el autor español contemporáneo más representado y traducido en el extranjero. De su experiencia argentina, donde El principio de Arquímedes estuvo cinco años, nos trae a los actores que hicieron los papeles principales de dicha obra, Eugenia Alonso y Esteban Meloni, para proponernos una suerte de road movie de un matrimonio español (Lina Lambert y Pablo Viña) en la zona de la triple frontera, entre Argentina, Brasil y Paraguay, cerca de las cataratas de Iguazú.

Muchas características interesantes desde un punto de vista técnico o dramático: la primera y la última escena están construidas a base de preguntas, que por increible que parezca hacen avanzar la acción, nos explican los personajes o nos hacen entender, poco a poco, sus circunstancias. Otra curiosidad: la pareja española interpreta a lo largo de la función a los mismos personajes, por lo que sus capas y matices (su historia también) se van descubriendo progresivamente. Los intérpretes argentinos, en cambio, representan cada uno a tres personajes, por lo que se ven obligados a componerlos rápidamente (a veces con cambio ante el público, como la metamorfosis del desheredado Mauricio en sacerdote avistador de ovnis) y con un par de pinceladas. Tanto unos como otros están increíbles y tiernos. Un trabajo muy preciso y muy bien ajustado. 

La bondad de los desconocidos, aquí de los desconocidos que nos encontramos cuando viajamos, la gente que siempre está en tránsito, huyendo. El tema final que no vamos a desvelar porque el autor nos lo desvela poco a poco... todo está tratado con frases y lenguaje bellísimo, impactante, que estremece el corazón a momentos y con sentido del humor en otras ocasiones. La sonrisa y la lágrima conviven en nuestro cuerpo y no sabemos cual será la próxima en aparecer, porque el conjunto nos atrapa desde el principio. Todo lo que sucede es importante pero no hay ninguna estridencia.

Hay que verla. En realidad, creo que durará mucho y formará parte del acervo teatral universal, por lo que ocasiones habrá.




Publicar un comentario

Lo más leido

Islandia