Measure for Measure

De William Shakespeare.







Compañía del teatro Pushkin (Alexander Feklistov, Anna Khalilulina, Nicholas Kislichenko, Andrei Kuzichev, Sergei Lanbamin, Anastasia Lebedeva, Alexander Matrosov, Valery Pankov, Alexey Rakhmanov, Yury Rumyantsev, Peter Rykov, Igor Teplov, Olga Vecherik).
Producción Cheek by Jowl y Teatro Pushkin de Moscú y en coproducción con Centro Dramático Nacional, Barbican (Londres) y Les Gémeaux/Sceaux/Scène Nationale

Dirigido por Declan Donnellan.

Seguramente el mejor director de teatro del mundo y una referencia de primer orden para toda la profesión, la visita de Declan Donellan y su compañía Cheek by Jowl a nuestra ciudad es un acontecimiento que no nos podemos perder. Esta vez tocaba un Shakeaspeare en ruso, por la coproducción con la compañía Pushkin.

Y maravilloso es poco. Declan Donellan es de los pocos que es capaz de tratar a Shakespeare de tú a tú, y recortando el texto como pocos pueden y saben hacerlo, lo transforma de una "comedia problemática"(como llaman los eruditos a las comedias del bardo que mueven a la reflexión y no son de risa constante) a un thriller como la copa de un pino. 

Con múltiples referencias a la situación política en Rusia, con un Ángelo igualito que Putin y unos Claudio y JUlieta que hoy en día lucharían por los derechos LGTB. Y es que el tema se adapta a la perfección, con la continua reflexión sobre la arbitrariedad e hipocresia del poder y el modo en que incide en los problemas de la gente corriente.

Pero es que eso no es todo. Hay que destacar los elegantísimos cambios de escena protagonizados por suaves movimientos del grupo de actores, las no menos bellas soluciones plásticas de transición que se proponen entre los actos, que solo en la mente de un genio pueden idearse, hicieron del otro día de teatro en el Maria Guerrero una jornada memorable. Les dejo un video para que se hagan una idea de lo que estoy diciendo. 






Van a estar en gira por Rusia y Europa para acabar el próximo verano del 2015 en Londres. Los que me siguen en Londres ya sé que irán a verlo, pero lo aviso por si alguien va de vacaciones. Es una de esas maravillas que se recuerdan siempre.




Comentarios

Entradas populares