Medea





Con Aitana Sánchez-Gijón, Andrés Lima, Laura Galán y Joana Gomila
Basado en la Medea de Séneca, con otros textos.
Dirección: Andrés Lima.


Visto en el teatro de la Abadía

Lo reconozco: me daba pereza asistir a esta representación por varios motivos: texto ya conocido, grandes nombres que para mí no lo son tanto y la tragedia, tanta tragedia concentrada que no deja anticlimax para recomposición ni descanso en nuestros corazones.

Pero había que dar un voto de confianza a esos nombres, al nuevo proyecto que quieren para el Teatro de la Abadía, llamado el Teatro de la Ciudad.


Esta Medea empieza con dos elementos que nos marcan la intensidad de la tragedia: Un grito desgarrador de la protagonista y (como si fuera un prólogo) unos fragmentos de la Teogonía de Hesiodo que nos relatan el genésis, los orígenes de Medea. Nada bueno puede salir de todo esto y efectivamente nos ha parecido un acierto. Empieza, pues, muy arriba todo y el reto es mantenerlo así de intenso durante la aproximadamente hora y media de función. Sigue el parto de Gea, escénicamente brutal gracias a Laura Galán y después otros golpes de efecto, más o menos conseguidos (no me gustó como se resuelve la matanza de los hijos, unos frágiles muñecos de yeso).



El problema que le vimos es el reto de siempre, cómo se cree o se hace creer al espectador del siglo XXI una tragedia tan brutal, una tragedia sin ninguna concesión como ésta. Hay unos momentos de descanso dramático con unas canciones que no vienen mucho a cuento y una presencia inquietante de Andrés Lima que lo mismo hace de Creonte que de narrador que de Jasón, hasta el extremo que puede parecer algo ridículo de autopresentarse en dos ocasiones (Soy Jasón). Además se pasa mucho rato entre las cortinas y no sabemos tampoco si está en escena o no. Cuando hace falta explicar tanto es que algo va mal.

Sin embargo y con todo se agradecen los riesgos tomados por todos empezando por la actriz principal, Aitana Sánchez Gijón, que no podrá evitar las comparaciones (de hecho, oí el nombre en la sala dos veces) con otra gran actriz que ha hecho este papel en sucesivas veces y que aguanta bien toda la representación, bien dirigida, aquí sí, por Andrés Lima.


Comentarios

Entradas populares