España, Circo de Variedades




Una producción de Mea Vulva, Mea Máxima Vulva

Con Andrés Aceveco, Carlos López, Paco Mora y Julio Vargas

Autoría y dirección: Carlos Be.

Sala Tú, Madrid

"Necesito una guitarra, o un diazepam"

Se ha recuperado, desde la programación alternativa de la ya alternativa La Casa de la Portera, esta pieza de uno de los promotores de esta sala, que podríamos calificar de cabaret antropólogico, un poco en la linea de los trabajos del grupo Mstalla (aquí y aquí). Las integrantes del grupo Mstalla son sólo chicas y aquí el reparto es exclusivamente masculino, con lo cual se me ocurre que de una joint venture de ambas compañías podría resultar algo tremendo. En este caso la historia esta un poco más diluida y a cambio de eso se ahonda más en algunas reflexiones sobre España y sus múltiples contradicciones.

Una empresaria circense, Juana sin Corazón, nos agradece haber llegado hasta ahí para contemplar ese circo y nos presenta al maestro de ceremonias, Ojos Verdes (vale la pena destacar aquí el trabajo de Carlos López, único de los actores que aguanta todo el tiempo que dura la función en el escenario). Es un circo a la antigua usanza, en el que vamos a poder ver seres monstruosos, a saber: Ramón María, el último hombre lobo español, el pequeño payaso Nicolás, repudiado por la familia de payasos más famosa de España, los payasos de la tele, los Aragón, y finalmente las hermanas siamesas Ramos, unidas por el cuplé.


Los actores se dejan la piel: cantan, bailan en el reducido espacio que tienen en la sala TÚ y defienden un texto lleno de poesía, humor y reflexión. Hacen de mujer o de hombre indistintamente, sin caer en ningún momento en la parodia o en el espectáculo de club nocturno, con mucha dignidad teatral y profesional. Hay canciones conocidas y auténticos descubrimientos, en un trabajo digno de verse y de estar mucho tiempo en cartel.


Comentarios

Entradas populares