Amén

Autoría y dirección: Carlos Be
Con Carlos López y Jorge Yumar 
Café del Kosako, Madrid

Carlos Be, del que ya habíamos visto España, circo de variedades en la sala TÚ de Madrid nos trae esta obra que sólamente se había visto en Caracas en 2012. Es una preciosidad inclasificable, en que la originalidad de la historia es poco importante (de hecho, está prácticamente construida a partir de bocados de realidad teatralizados), sino que lo importante es la profundización y el tratamiento del tema que se quiere tocar. Aquí se trata de la historia universal de la infamia, como diría Borges, de las religiones. Todas las religiones han perseguido los actos homosexuales de una u otra manera y la situación, a nivel global, no hace sino empeorar. En España podemos haber olvidado eso por una situación social y legal relativamente tranquila, pero para eso están trabajos como el de Carlos Be, para recordárnoslo.

Dos sacerdotes (¿norteamericanos?) discuten como abordar su reprimida homosexualidad en unos tiempos que parecen más favorables, pero les persigue una historia llena de ataques sin sentido y sobre todo una casa propia por barrer. Presenciaremos algunos de los momentos más abyectos de esta persecución (persecuciones) y si hay algo seguro es que no saldremos indiferentes después de ver esta maravilla. 

Los dos estupendos actores interpretan todos los personajes a base de flashbacks, cambios rápidos delante del público, o súbitas apariciones y desapariciones, mostrándonos múltiples y a veces inimaginados registros. Hay sorpresas por esta parte también. Y pese a la gravedad y lo arrebatado del tema, hay momentos para la sonrisa, la complicidad y la ternura. Son ellos los encargados de dar unidad a los diferentes episodios y convertir algo que podría ser un simple manifiesto (que también lo es, y está muy bien que lo sea), en un auténtico prodigio teatral, una verdad escénica como pocas veces hemos visto.

Comentarios

Entradas populares