Comedia Fallida

Fotografía Raúl Bartolomé


de Carlos Be

Con Fabia Castro, Fernando Delgado, Helena Lanza (en algunas funciones, Juan Ceacero) y Pedro Ángel Roca

Dirección de Juan Ceacero

Sala La Cuarta Pared, Madrid


Estrenada el año pasado en el taller Espacio Teatro Contemporáneo (ETC), taller de creación organizado por la propia sala La Cuarta Pared, hemos tenido la gran oportunidad de verla dentro de una temporada corta, demasiado corta, de representaciones en el mismo lugar.

Foto Raúl Bartolomé
Carlos Be ya había tocado el tema de un futuro distópico en la dirección El cuarto jinete. Aquí, sin embargo, la tragedia se convierte en una comedia (fallida porque habla de fallos de un sistema) en una historia orwelliana que al principio recuerda a Her. En ese futuro, todos los humanos tienen un replicante, que se parece a un sistema operativo, a su disposición, pero que también los controla, reportando sus conductas fallidas y reseteandolos de vez en cuando. Como es una sociedad que busca con todos los medios posibles la perfección, el sentido del humor y el amor no están consentidos (otra posible explicación del título). Pero...

Hay muy buena interpretación, danza y música al servicio del texto y de la historia.  Grande es el trabajo de expresión corporal de los actores (a la derecha Fernando Delgado en pleno reseteo). Juan Ceacero, en la función que vimos, hacía de replicante femenina (Helena Lanza) y nos olvidamos de ese pequeño detalle enseguida, por poner otro ejemplo. Tiene también hallazgos destacables, como la relación prohibida y por ende morbosa entre un replicante y una aspiradora, o los encuentros sexuales sin amor en sus diferentes estadios.

En algunos momentos las cápsulas o actos se nos hicieron algo bajos de ritmo, pero el resultado final fue espectacular, increíblemente poético y divertido a la vez. Ya sabemos que Carlos Be no hace coca-colas del teatro, sino cócteles elaborados que nos dejan un sabor de boca, una reflexión, unas preguntas con las que nos vamos a casa a pensar. Imprescindible, pues.






Publicar un comentario

Lo más leido