Sueño




Texto y Dirección: Andrés Lima, basada en el Sueño de una noche de verano de Shakespeare.


Intérpretes: Chema Adeva, Laura Galán, Nathalie Poza, Ainhoa Santamaría y María Vázquez.


Teatro Salón Cervantes, Alcalá de Henares.

Ya no nos convenció mucho Andrés Lima en su anterior experiencia/experimento en el proyecto Teatro de la Ciudad que acoge el Teatro de la Abadía y que este año está dedicado a la investigación de la comedia shakesperiana.

Narrada en dos planos, el real y el onírico, en el real un padre aferrado a un cigarro y una botella se está muriendo en una clínica donde proyectan en bucle Los puentes de Madison. En el plano onírico, asistimos a algo que recuerda a el sueño de una noche de verano con alguna inclusión de Rey Lear. 

En general la historia que se narra en el plano realista nos ha gustado más, es donde se lucen más los actores (sin duda lo mejor de la función: Nathalie Poza desdoblándose constantemente en la confusión del texto tiene presencia y dignidad: canta muy bien, además. María Vázquez con su acento gallego impostado insultando a la manera valleinclanesca: "¡Macrobiótica!, ¡Ayurvédica!" es un gran descubrimiento). Tiene otros momentos sublimes, como la escapada a Gijón.

Abusa de las luces estroboscópicas en las transiciones entre el mundo real y el de los sueños, donde es a mi parecer donde flojea la función más. Altos y bajos para una función de la que, encima, todo el mundo opina que cuesta mucho de meterse,  de cogerle el tono.

Igual que con esta Medea de hace dos años, Andrés Lima se arriesga y en ocasiones le sale bien y en otras mal. En conjunto, yo salvaría este Sueño por el gran trabajo de los actores y por las partes totalmente creadas por Andrés Lima. Lo condenaría por sus transiciones que hacen daño a los ojos y por su aproximación a la comedia de Shakespeare, de la que aprehende bien poco.

Publicar un comentario

Lo más leido

7 años