Metálica


© Sergio Díaz

Escrita y dirigida por Íñigo Guadarmino
Con  Pablo Béjar, Marta Guerras, Esther Isla, Carlos Luengo, Sara Moraleda y Rodrigo Sáenz de Heredia.

Teatro Maria Guerrero, Madrid

Este es el año de despegue de Íñigo Guadarmino, que ha estrenado tres obras y consigue aquí una obra redonda, gracias a los medios técnicos y financieros que le ha dado el trabajar en el Centro Dramático Nacional. Más autores y directores del off deberían tener esta oportunidad.
Comedia distópica aunque parezca paradójico, presenciamos un futuro dentro de unos 20 años en que los Siri, Alexa y compañía han evolucionado y controlan nuestras emociones para que nunca nos falte de nada ni estemos tristes, por un lado, y por el otro se han transformado en robots muy humanos, casi más humanos que sus propios creadores, que ofrecen servicios de acompañamiento a tercera edad, sustitución de hijos o padres, o deleite sexual. Es maravilloso como entre todo el equipo han creado un mundo y un vocabulario coherente con todo este futuro imperfecto. Además, presentan las contradicciones y los conflictos de los personajes sin ningún tipo de juicio moral.

© Sergio Díaz

A pesar de beber de series de televisión y películas conocidas por todos, realmente el texto tiene una originalidad basada en el humor negro y en la variedad de temas a los que se aproxima y la libertad con que los aborda, que lo hace único.

Los actores están maravillosos, regios máximos, algunos doblan papel como humanos y robots y le dan a cada robot su propia personalidad y movimiento según la función que le ha sido encomendada: amante que nos ha abandonado, acompañante sexual o hijo cariñoso y devoto. Carlos Luengo, Esther Isla o Rodrigo Sáenz de Heredia me cautivaron el corazón de diferentes maneras, a mí, pero todos los demás están igual de bien.

© Sergio Díaz

Comentarios

Lo más leido