Lavar, marcar y enterrar




Escrita y dirigida por JuanMa Pina
Varios repartos, visto con Olga Hueso, Mario Alberto Díez, Juan Caballero y Rebeca Plaza.

Teatro Lara, Madrid 


El hecho de que esta comedia lleve en cartel casi 4 años (el 1º de mayo función especial en la sala grande con todos los actores que han pasado por ella, nuevas escenas...) ya atestigua por si sólo su calidad. Un auténtico sleeper hit al estilo de La llamada o Burundanga.

La historia de una peluquería de Chueca (hay una precuela y una secuela que no podemos esperar a ver, como parte de un teatro en serie) narrada en dos tiempos: el actual, con un secuestro en desarrollo, y el principio de los años 90, justo antes de la gentrificación del barrio. Todos los actores excepto la que hace de Gabriela, la dueña del negocio, hacen dos papeles, en el presente y el pasado, que explican como han llegado unas calaveras al sótano del salón de belleza.



Muy interesante la génesis del texto, que se representó por primera vez en una peluquería de verdad y ha ido creciendo y evolucionando desde entonces, así como el trabajo trepidante de los actores y actrices que entran, salen y se mueven por todo el espacio de la sala pequeña del Lara con una monumental familiaridad y profesionalidad. No han pasado treinta segundos que ya nos tienen enganchados a la historia. Gran caracterización de todos ellos, en el presente y en el pasado (geniales trabajos de vestuario y peluquería). Pertenece a ese subgénero, tan del Lara y tan de Malasaña, de comedia nostágica de la Movida.


Hay que verla sí o sí. No sé como no han hecho ya la película.


Publicar un comentario

Lo más leido

7 años