Barrio de las letras


de Pedro Villora
Con María José Alfonso, Fernando Conde, Carlos Manuel Díaz, Alejandro Navamuel,Yolanda Ulloa

Dirigida por Ángel Fernández Montesinos

Teatro de la Comedia, Madrid


Un divertimento literario que, por bien hecho y por la calidad de la selección de sus textos, se convierte en una maravilla que hay que ver y recuperar para la cartelera (sólo ocho funciones programadas).

El barrio de las letras de Madrid es una zona bien conocida por visitantes y locales. Tiene una concentración histórica de casas, edificios, conventos... donde vivieron no sólamente las grandes figuras del Siglo de Oro, sino escritores y gente del teatro hasta bien entrado el siglo XX, incluyendo a dos premios nobel de literatura.

La obra que se nos propone es un recorrido por más de 27 autores: empiezan por Lope, Cervantes, Góngora y Quevedo, pero no son los únicos: Rojas Zorrilla, Calderón, Tirso o Ruiz de Alarcón también habitaron el barrio, siendo bautizados o enterrados en la Iglesia de San Sebastián. El espectáculo recrea sus ingeniosas enemistades, así como la presencia posterior de los Moratines, Iriarte, Bécquer, los amores macabros de Cadalso y las licencias frívolas de Blasco, así como las glorias de grandes mujeres vinculadas a la zona como Sor Marcela de San Félix o Elena Fortún.


El escenario lo domina un cuadro que va cambiando, con una técnica a modo de filiminas, para contextualizar los diferentes fragmentos. El reparto lo forman cuatro actores maduros que ejemplifican con mayúsculas aquello de que la veteranía es un grado (María José Alfonso, delicada e inmensa a la vez, Fernando Conde, en su punto justo de actuación cuando declama verso sin estar sobreactuado) y uno más joven (Alejandro Navamuel), que sirve de narrador/conductor aunque de vez en cuando también hace una pequeña incursión en los textos.

A pesar de su carácter didáctico es muy divertido en ocasiones (las puyas de otros escritores a Ruiz de Alarcón, la versión musicada de poderoso caballero es don dinero, la primera habanera que se conoce o el fragmento de La comedia nueva de Moratín son especialmente jocosos), pero también emocionante cuando escuchamos a Cadalso o a Sor Marcela.

Felicidades al equipo.

Publicar un comentario

Lo más leido