Islandia



De Lluïsa Conillé
Con Joan Anguera, Lurdes Barba, Paula Blanco, Juan Codina, Oriol Genís, Jordi Oriol, Albert Pérez, Albert Prat, Lucía Quintana y Abel Rodríguez.
Dirigido por Xavier Albertí 

Del TNC de Barcelona nos han traído (¿por qué esta obra y no otras?) este texto de Lluïsa Conillé, una autora que nos gusta pero que aquí no nos ha convencido, intentaré explicar por qué.

Un adolescente islandés (fantástico Abel Rodríguez, que hace una de las cosas más difíciles en un escenario: escuchar constantemente a sus compañeros) busca a su madre que emigró a Nueva York en los años de la última crisis, de la que hace meses que no sabe nada. Hasta encontrarla transitará con una serie de personajes a los que les ha afectado la recesión económica. Una homeless (estupenda Lurdes Barba), el vendedor ambulante de comida de Wall Street, un estafador que tieme mucho más de perdedor que de malvado...



Sin embargo, una vez superado un sorprendente prólogo que nos predispone a la sorpresa, al realismo mágico y a la emotividad, la historia deja de interesarnos: una serie de monólogos en los que el muchacho presta atención a las penas y desgracias de sus interlocutores y que nos conmueve menos que las aventuras de Marco buscando a su mamá. Referencias a sagas nórdicas, hechos reales que sucedieron durante esos recientes años y otros detalles dan para un comentario de texto y una reflexión profunda, pero como obra de teatro no emociona nada. Deja pensando, pero queremos también conmovernos, vibrar, enternecernos... Nada de esto sucede, y esperamos en vano que suceda durante toda la función.

Creemos, modestamente, que el fallo reside en el texto y la dirección no ha hecho nada para subsanar errores. la dramaturgia es casi inexistente, las escenas o actos se componen casi siempre de monólogos asistidos por el joven y el tono algo elevado y misterioso (por lo que no dicen, o no saben decir) de los personajes hace que, como hemos dicho, la trama no parezca lo bastante atractiva.

Todo ello a pesar de las buenas interpretaciones y una escenografía muy bonita y resolutiva. Qué lástima.




Publicar un comentario

Lo más leido