La valentía





Escrita y dirigida por Alfredo Sanzol
Con Jesús Barranco, Francesco Carril, Inma Cuevas, Estefanía de los Santos, Font García y Natalia Huarte
Teatro Pavón Kamikaze, Madrid 

Un poco desconcertado me quedé los primeros diez minutos de esta función. Confiaba plenamente en Sanzol y ni siquiera me preocupé en indagar sobre el tema. Además estaban Francesco Carril, Font García y Jesús Barranco en el reparto, ¿qué más se podía pedir?

Unas hermanas, Guada y Trini, han heredado una casa y discrepan sobre qué hacer con ella. La proximidad de una autopista hace insoportable vivir en ella, por lo que Trini se la quiere quitar de encima. Contratará una empresa de fantasmas fake para asustar a Guada y obligarla a vender. Pero el conflicto surgirá con unos fantasmas verdaderos, antepasados suyos, que no quieren que se venda la mansión que construyeron. Como comprenderán con este planteamiento que parece de Jardiel Poncela me quedé desconcertado. Una historia de fantasmas, ¿perdona? Esa actriz, ¿ha dicho un taco y la gente se ha reido?



En realidad, han conseguido algo muy dificil: hacer un buen espectáculo con un lenguaje nada poético, muy como se habla hoy en día, y manejando los resortes de la comedia a la perfección. Ese momento ghostbuster de Jesús Barranco, o ese Font García que se enamora de toda mujer que se le pasa por delante, por ejemplo, son antológicos.

Hay material para analizar si uno quiere ponerse sesudo: los protagonistas están emparejados por relación de hermanos, por lo que se crean situaciones de comedia delirante a pesar que las historias de amor cruzadas están solamente esbozadas. La  narración de un país basado en la construcción... Pero lo que se quiere, hacer que el público se lo pase en grande, se consigue sobradamente. Alfredo Sanzol está en un momento dulce de su trayectoria: si se me permite el comentario jocoso, se le entiende ya todo sin haber reducido la carga y profundidad dramaturgica de sus personajes y tramas. Bravo por él.


Publicar un comentario

Lo más leido