Capullos que vuelan



Escrito y dirigido por Lluis Mosquera
Con María Part, Enrique Cervantes, Cristina García e Iker Azkoitia

Teatro Lara, Madrid

Una comedia que refleja a la perfección el zeitgeist del la generación z y del que nos preguntamos cómo es que no han hecho ya la película. Cuatro jóvenes malviven compartiendo piso a la espera de encontrar algo de lo suyo, lo cual no les impide tener sueños, intentar triunfar, amar u odiarse. Parece muy dejà-vu, pero los personajes son tan entrañables y tan reconocibles que nos resultan tiernos hasta enamorarnos de ellos. Y como veremos enseguida, aporta elementos nuevos que no habíamos visto antes.

Cuando indagamos un poco en la génesis de la obra, nos damos cuenta de que los personajes tienen algo (o mucho) de los actores que los encarnan, con lo cual estamos frente a bocados de realidad hechos teatro. Enrique Cervantes, por ejemplo, ha ganado varios premios de poesía, y Lluís Mosquera ha colaborado de verdad en la banda sonora de la obra.



Un informático siempre optimista que reparte flyers en eventos y colecciona cupones para conseguir premios, una hater nata que trabaja de animadora en fiestas infantiles, una pluriempleada de minijobs que sueña con ser influencer... Curiosamante, al único que parece irle bien es a Pau, un antiguo novio de la primera, que para colmo es poeta, pero al principio de la función, y desencadenando la acción, vuelve para ser profeta en su tierra (su poemario Las muelas del juicio final ha triunfado en Grecia) o quizás por algo más.

Hay mucha frescura en la propuesta, las transiciones entre escenas son dinámicas y vibrantes y las emulaciones de internet (por ejemplo la videoconferencia de Skype) están resueltas con muchísima gracia y buen hacer escénico.


Agradecer a Javier Marín el consejo que me dió con esta obra, cuyo único defecto es que se pueda confundir con otras "comedias de milennials", cuando ésta va mucho más alla.





Publicar un comentario

Lo más leido