Las 15 mejores funciones del 2018

Incluyo las que he visto este año, aunque no sean de este año. No he puesto las que he visto en el extranjero, y por supuesto, me he dejado alguna en el tintero.

Malas hierbas, de Carlos Be. La peluca de Carmen Mayodormo resume toda la función.
La pilarcita, de Maria Marull/Chema Tena. Un éxito del boca a boca.
Pool, no water , de Mark Ravenhill /Íntims produccions. Una sorpresa en la sala Beckett, esperamos más de ellos.
Mammon, de Nao Albet y Marcel Borràs. Inclasificable y monumental, de esas funciones que no se olvidan, ni queremos.
Llueven vacas, de Carlos Be. Hablar de violencia familiar sin mostrarla.
El banquete, de Nancy Houston/Álvaro Tato. Un sentido homenaje, más que al teatro, a nuestra literatura .
La valentía, de Alfredo Sanzol, maravilla surrealista y chanante.
Mendoza , de Shakespeare/Compañía los Colochos. Mexicanización de Macbeth, llena de logros y hallazgos
El tratamiento, de Pablo Remón. Homenaje a esos chalados que escriben guiones.
Luces de bohemia, de Valle Inclán / Alfredo Sanzol. Un clásico dirigido por un maestro.
Un bar bajo la arena, de José Ramón Fernández /Ernesto Caballero. Homenaje a la historia de un teatro, y por extensión, al teatro mismo.
Mundo Obrero, de Alberto Sanjuán. El teatro del barrio se supera producción a producción.
La omisión de la familia Coleman, de Claudio Tolcachir. Diez años por el mundo lo dicen todo.
La noche que amé a Passolini, de Pablo Martínez Bravo. Gran alegría de haber presenciado el despegue del que será (es ya) un gran autor/director
Publicar un comentario

Lo más leido